lunes, diciembre 07, 2015

¡Venezuela! Hoy, iniciamos un nuevo ciclo, será sanador para toda nuestra patria y nos traerá muchas bendiciones, debemos tener unión y una tolerancia infinita para poder avanzar, está mas que comprobado que actuar con resentimiento solo trae desgracias y situaciones adversas, para muestra estos últimos y nefastos 17 años de nuestras historia política, tengo una certeza espiritual de esas que sentimos raras veces, casi premonitorias, que volveremos a ser esa país envidiable, prospero y democrático por excelencia. Dentro de mis expectativas puedo aflorar que el trabajo se realice con objetividad y que las políticas, así como las medidas a seguir sean concebidas e implementadas para todos los Venezolanos sin distinción alguna, felicito al pueblo venezolano al aleccionar a este modelo político arcaico y condenado a sucumbir estrepitosamente, al evidenciar que la salida a todo este "Impasse Civico-Politico" originado hace años atrás, es a través de las herramientas establecidas en nuestra Constitución y no violentamente como ciertos especimenes han inferido a lo largo de los años, no olviden que para encontrarse primero hay que perderse y ¿Saben qué? ¡Ayer nos encontramos como Venezolanos!